Ayuda para abordar la corrección de tu texto: 70 trucos para sacarle brillo a tu novela

Os voy a contar un secreto: hay algo que marca la diferencia entre un entusiasta de la escritura y un escritor profesional, no es que el escritor tenga más vocabulario, libros leídos, ni siquiera que haya estudiado una filología; esos son puntos a favor, pero un aficionado puede leer y estudiar tanto o más que el profesional. Lo que realmente hace destacar a un profesional, lo que ningún aficionado hará (por el bien de su salud mental), es dedicar una cantidad obscena de tiempo a corregir su texto.
Esto de corregir de forma “obscena” supone dedicarle incluso más horas a la corrección que a la escritura del texto, volver a revisar a lo largo de meses y dejarte los ojos en general.

Con esto en mente os quiero hablar de una pequeña joya que encontré este verano: 70 trucos para sacarle brillo a tu novela, de Gabriella Campbell. En este pequeño ebook de 27.000 palabras encontrarás información clave tal cómo: abordar la corrección, mejorar tus diálogos, reglas de puntuación, el enfoque con el que narrar o cuántos ornitorrincos entran en un Seat Panda*.

Gabriella empieza desde el principio, y es que lo primero que trata son recomendaciones sobre cómo elegir un buen lugar donde abordar la corrección, tener una bebida adecuada que agudice tu concentración (café, té…) o elegir un enfoque a corregir en cada revisión para no terminar dando vueltas como una peonza sobre el texto.

Bueno, hay que decir que tu elección de café no es uno de los 70 trucos, no os asusteis, (pero sí lo es hacer caso al procesador de textos cuando te subraya errores, por lo visto hay quién pasa de todo). La cosa se pone interesante al entrar en lo que tienes que hacer cuando en tu manuscrito abundan formas pasivas, complejas o gerundios de los verbos. Otros puntos importantes son los de revisar si tu texto tiene tantos adjetivos o adverbios terminados en -mente como aforo una piscina climatizada venusiana (que debe ser mucho, pues allí rondan los 500 ºC).

Además de los verbos, otro tema en el que más hace hincapié son las comas. Con media docena de trucos solo para ellas, algunos de ellos llegan a ser complejos (y con ello los más importantes para aprender). También reserva algún apartado al esquivo punto y coma, el cual muchos usamos con cautela y casi nunca; a mí su explicación me resultó más clarificadora que la que da la web de la RAE y ahora me siento con confianza para usarlo más a menudo.

Con el tema de los diálogos voy a colocar directamente dos links a los que te remite el libro (ya que no son solo las 27.000 palabras sino referencias a artículos de la autora y otros profesionales) para que podáis saborear mejor el contenido, así, la regla del tres puede hacer maravillas con tus diálogos, y saber dónde van los guiones te hará parecer todo un profesional.

— ¡Hola, Lilith!
— ¡Belcebú, cuánto tiempo sin verte!
— ¿Qué tal anda tu hija? Me han dicho que no se le da nada bien eso de liderar un ejercito de súcubos.
— No sé de qué me hablas. Pepita puede con todo, ya lo sabes.
— Ya.
Sus recomendaciones no se quedan en la colocación de guiones; aunque os parezca imposible, este dialogo puede ser aún mejor con los trucos del libro.

Como aborda todos los frentes, otra tanda de trucos está dedicada a las tildes, por ejemplo las diacríticas o las de hiatos y diptongos; porque ella sabe por qué hay que usar estos porqué.
Los signos de exclamación/interrogación no se libran, ni tampoco las comillas (latinas e inglesas), los puntos suspensivos, la cursiva…

Las primeras tandas de trucos están orientados al aspecto formal del texto, pero aún nos reserva otros veintitrés para dar resplandor al contenido. En estos veintitrés puntos aborda desde cómo crear un buen principio (o al menos uno que no inste a enunciar una onomatopeya de tedio) a cómo revisar con detalle el ritmo, la coherencia de tus personajes y su forma de expresarse.
Al final lo importante es emocionar a tu lector.

Ah, y practicar mucho.


*Aunque sea un spoiler os diré que son ocho ornitorrincos.

Si te apetece estar al tanto de qué publico solo tienes que suscribirte a las nuevas entradas o a la lista de correo aquí.

¿Conoceis el libro de 70 trucos para sacarle brillo a tu novela? ¿O el blog de Gabriella Literaria? ¡Contadme qué os parece!